martes, 24 de diciembre de 2013

Gran Cañón: forjado por la potencia de la naturaleza

MARAVILLAS NATURALES

En más de una oportunidad dijimos que la naturaleza era la mejor artista de la arquitectura terrestre. Como quien no quiere la cosa, usa y abusa de sus recursos para moldear la geografía a su gusto, creando paisajes como obras de arte. Una de mis preferidas se encuentra en el centro oeste de Estados Unidos y fue forjado por la fuerza de un caudaloso Río: el Gran Cañón del Colorado.

El Cañón del Colorado, es una vistosa y escarpada garganta excavada por el río Colorado en el norte de Arizona, Estados Unidos. El Cañón está situado en su mayor parte dentro del Parque Nacional del Gran Cañón (uno de los primeros parques naturales de los Estados Unidos). El presidente Theodore Roosevelt fue el mayor promotor del área del Gran Cañón, visitándolo en numerosas ocasiones para cazar pumas o para gozar del impresionante paisaje.

El Cañón fue creado por el río Colorado, cuyo cauce socavó el terreno durante millones de años. Tiene unos 446 km de longitud y alcanza profundidades de más de 1600 m. La mayor parte de las rocas sedimentarias que se pueden observar en el Gran Cañón van desde los 2000 millones de años de antigüedad de los esquistos situados en el fondo del Inner Gorge hasta los 230 millones de años de las viejas piedras.

La gran profundidad del Gran Cañón y especialmente la altura de sus estratos se puede atribuir a los 1500-3000 m de elevación de la meseta del Colorado que aumentó el gradiente de la corriente del río Colorado y sus tributarios, aumentando así su velocidad y su capacidad para atravesar la roca.

Quién fue el primer europeo afortunado en encontrarlo? El primer europeo que contempló el Gran Cañón del Colorado fue García López de Cárdenas, que al mando de un puñado de hombres partió desde la población indígena que los españoles llamaron Quivira, pueblo habitado por los indios Zuñi y supuestamente una de las siete ciudades de oro del reino de Cíbola.

Después de 20 días de viaje exploratorio encontraron el Gran Cañón del Colorado; sin embargo, no pudieron bajar hasta el río para abastecerse de agua, y después de varios intentos para descender empezaron a tener problemas de agua para beber, por lo cual decidieron regresar.

Qué hacer? Aparte de la visita turística ocasional al borde sur con sus 2134 metros sobre el nivel del mar, el rafting o descenso de ríos y el excursionismo son actividades especialmente populares. El fondo del valle es accesible caminando, en mula o en barca descendiendo desde la parte superior del río.

Existen empresas que organizan descensos en rafting del río, generalmente en barcas para 15 personas equipadas con motor fueraborda, durando el viaje unos seis días. También existen empresas que organizan excursiones para turistas en helicóptero, partiendo tanto desde Las Vegas como desde el aeropuerto situado en la ribera sur.

Desde la reserva Hualapai, además, es posible caminar sobre el Skywalk, una pasarela con el suelo de cristal, suspendida sobre el vacío a 1200 metros de altitud del fondo del Cañón.

Como actualmente nos encontramos de vacaciones no hay pregunta del día. Igual los invitamos a dejar comentarios en nuestro blog o a nuestro correo: culturaen10@gmail.com. Nos vemos a la vuelta!


Si les gustó el blog, por favor apóyenos a través de donaciones o interesándose en nuestros patrocinadores. Muchas gracias!

2 comentarios:

Gerardo Elias López de Uralde dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gerardo Elias López de Uralde dijo...

Es todo un placer hallar lugares donde reflexionar acerca de tus inquietudes y poder intercambiar impresiones con otros internautas. Por eso, le recomiendo hacer entradas en Inquaris, una red social de difusión cultural que ayudaría a incrementar aún más su número de usuarios, de manera totalmente gratuita ¡Enhorabuena por el blog!

http://inquaris.com